Una linda historia de adopción

El capo doctor también opinó acerca de la mujer que lo dejó en el hospital cuando nació. “A veces suena fuerte la palabra abandonado. En realidad la señora (mamá biológica) fue y me dejó en un lugar seguro y confiable, donde no me iba a pasar nada, eso le voy a estar agradecido por siempre. Le agradezco que no me haya abortado o tirado por ahí”, añadió. “Quiero creer que hizo eso porque no iba a poder cuidarme”, finalizó.

Hace 43 años, el doctor Carlos Morínigo, actual coordinador del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias y del Ambiente (Ineram) y exministro de Salud, llegaba a este mundo sanito en el viejo Hospital de Clínicas. Pero lo que para muchas mujeres embarazadas puede ser motivo de felicidad, para otras no.

La joven que la trajo al mundo -entre tristeza y dolor- tomó una decisión: lo dejó en el hospital, se fue y ya no regresó. La vida del bebé pudo haber tomado otro rumbo, de no ser por una pareja que -unos días después del hecho- se acercó hasta el nosocomio y en un gesto cargado de amor adoptó al pequeño.

“A mi papá y a mi mamá les debo todo. Mi mamá (adoptiva) no podía tener hijos, es por eso que decidieron tomarme como tal y me llenaron de amor”, contó a Crónica.

El doctor Morínigo es considerado un gran profesional, sobre todo porque siempre busca lo mejor para el país y más en esta época de pandemia en donde se encuentra en la primera trinchera en la lucha contra el covid-19.

Él asegura que ese pat riot ismo lo heredó de aquel señor que lo alzó por primera vez en sus brazos en aquel viejo Hospital de Clínicas, y a quien considera su ídolo: su papá.

“Me llamó igual que mi papá. Él falleció cuando yo tenía 16 años y lo extraño un montón. Mi papá es para mí lo máximo. Fue excombatiente de la Guerra del Chaco y fue él quien influenció en mí con respecto al patriotismo y amor a la Patria”, dijo.

“Mi papá me adoptó y me enseñó a amar a mi país. Sembró esa semilla desde que soy chico y por eso soy muy fanático del Paraguay y quiero lo mejor para mi país”, sostuvo.

DATOS
Don Carlos Morínigo (padre) fue excombatiente de la Guerra del Chaco y también fundador de Canal 9. “Fue el que trajo la televisión a nuestro país”, dijo el doctor Morínigo.

HERMANITA
Sus padres también adoptaron a otro bebé hace varios años. “Fuimos dos los adoptados por mis padres. Tengo una hermanita a quien amo muchísimo”, agregó.

ADOPCIÓN
“La adopción en nuestro país sigue siendo todo un tema. Se debe cumplir con todos los procesos, con todas las normas, pero el tiempo debe ser un poco menos, con menos trabas”, opinó.

“A su lado fueron los 16 años más lindos de mi vida”

“Se acerca el Día del Padre y claro que lo extraño. Fue mi maestro de vida. A su lado fueron los 16 años más lindos de mi vida. Junto a mi mamá hicieron de mí lo que soy y siempre les voy a estar agradecido”, explicó.

Su papá (centro) al momento de recibir una distinción.

El capo doctor también opinó acerca de la mujer que lo dejó en el hospital cuando nació. “A veces suena fuerte la palabra abandonado. En realidad la señora (mamá biológica) fue y me dejó en un lugar seguro y confiable, donde no me iba a pasar nada, eso le voy a estar agradecido por siempre. Le agradezco que no me haya abortado o tirado por ahí”, añadió. “Quiero creer que hizo eso porque no iba a poder cuidarme”, finalizó.

“Desde chico mis padres me contaron que soy adoptado”

“Me animé a compartir mi historia porque en esos hay niños que esperan por una familia. Deseo que todos los niños tengan familia como yo la tuve y tengan oportunidad de ser buenos ciudadanos como yo lo intento todos los días”, dijo el doctor Morínigo.

“Desde chicos mis padres me contaron la historia de que soy adoptado. Y es como debe ser. Siempre es mejor contar la verdad. Mi mamá (adoptiva) me encontró y enseguida me tomó cariño. Estaba en busca de un hijo para adoptar y el destino nos cruzó. Ella es el amor de mi vida. Hasta hoy en día me malcría (ríe)”.

Fuente

Share on facebook
Facebook
Adoptando

Adoptando

Dejar un Comentario

Ingrese a nuestro Newsletter

Para estar al día con toda nuestra información.